Tratamiento del Abuso Narcisista o psicopático,
y demás relaciones tóxicas
Abrazando una almohada
Manos a la cabeza
Amor zero.jpg

Alguna vez has estado con alguien que te hacía culpable de todos sus males? Posiblemente era un/a narcisista....

Lee con detenimiento la descripción de cómo actúa el/la narcisista y los efectos que crea en sus víctimas.

Si te sientes identificado/a y crees que necesitas ayuda, no dudes en llamarme.

Existe un programa con EMDR para poder borrar las secuelas psicológicas y emocionales del paso de un/a narcisista en tu vida y poder volver a ser la persona que eras. Puedo ayudarte.

Cómo actua el/la narcisista

Efectos que crea en sus víctimas

El estrés post-traumático

Tratamiento de las secuelas

El patrón de conducta de la persona narcisista:

  - Love Bombing o bombardeo de amor: en una primera fase el/la narcisista se presenta como una persona sumamente empática, benevolente, amigable, amorosa, cariñosa, que sabe entender las dificultades emocionales de la otra persona. Promete una vida de felicidad suprema y eterna. La víctima siente que por fin, ha encontrado el amor de su vida, el alma gemela y la persona con la que va a ser feliz el resto de su vida. Todo este bombardeo de alabanzas, canciones, regalos, elogios y demás, provocan a nivel fisiológico la segregación de feniletilamina, la hormona del amor. Esto crea un enamoramiento que una vez queda fijado a nivel neuronal, la persona se verá envuelta en una especie de red, de tela de araña, de la que no podrá salir más adelante cuando se dé cuenta que esa persona no le conviene. La persona se verá atrapada en una relación en la que, todas las veces que intente alejarse de ella/él, experimentará un síndrome de abstinencia que le hará recaer una y otra vez en intentos de restablecer ese amor, a lo que el/la maltratador/a lo utilizará para denigrarlo todavía más, menguando más su autoestima, y entrando en un círculo vicioso muy difícil de romper.

 

  - Triangulación. Una vez tienen a su presa atrapada bajo la seducción inicial, el/la narcisista, introduce a una tercera persona, real o inventada, normalmente su ex pareja, en medio de la relación. Hacen saber, de forma sutil, que existe otra persona a quienes le brindan su atención, creando así una inestabilidad emocional en su víctima, la cual siente que tiene que competir con otro/a, y ésta empieza con una serie de dudas, que cuando las expresa a su narcisista, éste lo/la acusa de ser un paranoico/a, de querer controlar su vida, de ser desconfiado/a, celoso/a.

 

  - Perversión. Maltrato psicológico. Menosprecio y Culpabilización sin motivo. Otra de las características del/la narcisista es que utiliza el más mínimo detalle, defecto o pequeña equivocación sin importancia, para generar conflicto y acusar a la otra persona, infundiendo grandes cantidades de sentimiento de culpa por errores triviales. A lo que la víctima responde con asombro, disculpas inmediatas e intentos constantes de dar explicación y justificación por sus errores. Y esto mismo es utilizado de forma perversa por el/la narcisista para denigrar más y más a su víctima.

 

  - Nunca aceptan sus defectos y por el contario, proyectan en el otro sus perversidades, acusando a la otra persona de falta de empatía, de ser mala persona, de no saber meterse en su piel. Siempre es el otro el culpable.

 

  - No piden perdón. Siempre justifican sus actos perversos, girando la versión de los hechos y dando a entender que ha sido culpa de la otra persona que él o ella haya actuado de esa forma.

 

  - Refuerzo intermitente: Todo ello se ve reforzado por la intermitencia y la incoherencia del/la narcisista, quien a veces le dice que lo ama y lo echa de menos y a veces lo menosprecia y lo culpabiliza sin motivo y sin consideración alguna, creando lo que se le llama el paradigma de la indefensión aprendida, en la que el sujeto no puede crear un aprendizaje de lo que funciona o no funciona para volver a estar bien con la otra persona.

 

  - Pity play o juego de la piedad. Si en algún momento la víctima toma la decisión de alejarse o le descubre con alguna mentira demostrable y el/la narcisista se siente atrapado/a, empieza a hacerse la víctima, y a jugar al rol de la piedad, adoptando una imagen de persona enferma, indefensa, con muchos problemas, etc, que necesita ayuda. A lo que la víctima, sin darse cuenta de la manipulación, vuelve a caer en sus redes nuevamente.

 

- Descarte: Cuando la persona ya está sumamente denigrada, devastada y con la autoestima por el suelo, el/la narcisista decide dejar a la otra persona de forma abrupta y traumática, creando en su víctima una desolación insostenible que le lleva a la idea de quitarse la vida.

 

  - Ley de hielo. Otra de las técnicas manipulativas que utiliza el/la narcisista es dejar de hablar a la persona durante unos días sin motivo aparente o mostrar un cambio radical en su comportamiento mostrándose de forma fría como el hielo. Si se les pregunta qué pasa, no responden y no dan explicación ninguna. Esto crea en la víctima un desconcierto mental en el que la persona se ve absorbida en una rumiación obsesiva en un intento de dar explicación a qué debe haber pasado para que su pareja haya dejado de hablarle de golpe.

 

  - Gas lighting o Luz de Gas. Ésta es una de las peores técnicas de manipulación que utilizan para crear confusión en su víctima y hacer que dude de sí mismo/a. Consiste en que un día dicen una cosa y al cabo de poco, cuando su víctima le dice “pero si me dijiste que…” le dicen que no han dicho eso, que se lo está inventando, que dijeron otra cosa, que está mal de la cabeza. Esto crea confusión en la víctima y en el peor de los casos la persona acaba creyendo que tiene problemas mentales.

 

  - Perversidad y empatía zero: El único objetivo del/la narcisista es conseguir la atención del otro, ya sea para bien o para mal, así que una vez tienen a su víctima atrapada, toda la comprensión y aparente empatía que presentan al inicio de la relación, desaparece de forma abrupta y el/narcisista empieza a mostrar quien es de verdad. Actúa por interés propio, sin consideración alguna por la persona que tiene al lado, no le importa mentir deliberadamente a la otra persona, cambiando la versión de los hechos, haciendo creer que la otra persona está loca. Extraen del otro toda su atención, consiguen que el otro orbite a su alrededor, y si en algún momento su víctima decide alejarse, vuelven con el arrepentimiento, las falsas promesas y el bombardeo de amor para engancharlos de nuevo, para poder continuar absorbiendo toda su atención. Todo esto de forma deliberada, pueden amenazar con suicidarse, pueden inventarse accidentes, etc. Con tal de que la otra persona esté constantemente pendiente de él/ella. Por este motivo siempre es la víctima quien acude a consulta y nunca el abusador, cuando es éste el que realmente tiene problemas mentales, y no su pareja, quien simplemente ha sido víctima de un abuso psicológico continuado y perverso por parte del/la narcisista.

 

Toda víctima de abuso Narcisista presenta, 

 

  - Disonancia cognitiva, confusión: consiste en una gran confusión mental debido a que las palabras de amor infinito y eterno que promete el/la narcisista, no coinciden con los actos que ejecutan de forma perversa y despiadada. La víctima minimiza del daño recibido y continúa creyendo las falsas promesas y la palabras bonitas del/la narcisista. “Me ha mentido y me ha hecho mucho daño pero yo se que en realidad, en el fondo de su corazón, continúa amándome”. Dificultad en ver la realidad.

 

  - Obsesión por entender qué está pasando. Auto atribuciones negativas hacia sí mismo. Sentimientos de culpa infundados: “¿Por qué si me amaba tanto ahora me desprecia tanto? ¿Qué habré hacho? ¿Se habrá molestado por esto o por aquello? ¿Cómo puedo solucionarlo? Si me presento por sorpresa a su casa sabrá que la amo de verdad. Si hago esto o lo otro volverá a amarme como antes”

 

  - Ansiedad generalizada: “me dijo que le llamara y no me contesta, ¿qué está pasando? ¿Le habrá pasado algo malo?”

 

  - Baja autoestima: “se ha enamorado de otro porque yo no valgo nada, mi situación familiar no acompaña, prefiere a otro, no puedo darle una buena vida”

 

  - Autodenigración: soy un fracasado, no valgo para nada...

 

  - Permisividad a ser maltratado: la víctima adopta una postura sumisa en la que se deja maltratar para no crear más conflicto.

 

  - Sentimientos depresivos agudos con ideaciones suicidas: “estoy muerto en vida, para vivir así mejor que me muera, la vida no tiene sentido”.

  - Necesidad de descubrir la verdad. Sospecha. Celos. Implican conductas detectivescas: Ante las mentiras reiteradas y los comportamientos dudosos del/la narcisista, la persona se ve empujada a hacer de detective en búsqueda de una explicación racional que pueda explicar el comportamiento de la otra persona, ya que cada vez que le pregunta al/la narcisista, éste/a actúa de forma violenta, acusando a la persona de ser un paranoico o ser loco, afirmando que tiene que hacérselo mirar. Amplificando así la idea de que efectivamente “está mal de la cabeza y que todos los problemas que tienen son por su culpa”.

 

  - Intentos inagotables e infortuitos de que la otra persona le entienda y empatice con él/ella. En este intento de restablecer la relación al estado de amor inicial, la persona intenta dar explicaciones y hacerle entender a la otra persona cómo se siente y por qué se está comportando con esa desesperación. Desafortunadamente, esto solo provoca el rechazo y menosprecio del/la narcisista, con lo que cualquier intento resulta infértil y termina minando todavía más la autoestima de la víctima y aumenta todavía más su confusión.

 

  - Síndrome de abstinencia. Una vez tomada la decisión de alejarse de su perpetrador/a, la persona que ha sido abusada por el/la narcisista, experimenta un vacío existencial devastador que le hace recaer una y otra vez a contactar de nuevo con su abusador/a. Por mucho esfuerzo que le ponga y por muy consciente que sea de que esa persona no le conviene, el síndrome de abstinencia que experimenta es de tal magnitud, que resulta inevitable volver a contactar con su maltratador/a. Los especialistas sabemos que las recaídas están incluidas en el proceso de recuperación del abuso narcisista, porque la dependencia que se ha generado a nivel químico y emocional en la primera fase de love bombing es muy difícil de superar.

 

  - Flash Back: recuerdos intrusivos de los momentos traumáticos de día y de noche

 

  - Insomnio: dificultades en conciliar o mantener el sueño producto de estos flash backs y las rumiaciones obsesivas.